Videovigilancia en

casas y segundas residencias

Videovigilancia en casas y segundas residencias

Instalación de sistemas de videovigilancia en casas y segundas residencias

Las medidas tomadas para proteger el hogar nunca serán suficientes, pero lamentablemente son muchas las veces en las que se tiende a desestimar la necesidad de instalar cámaras de videovigilancia en las viviendas. Aun así, nunca es tarde para conocer la gran utilidad y beneficios que estos sistemas representan.

La instalación de sistemas de videovigilancia para casas o segundas residencias es una gran ventaja porque, gracias a ellos, tendrás una visión completa tanto de los alrededores como de los interiores de la vivienda. De este modo la seguridad será mucho mayor y disfrutarás de una tranquilidad absoluta, ya sea en el día a día o cuando los propietarios no se encuentran en la misma.

Una correcta distribución de estas cámaras de seguridad logrará que todos sus puntos clave estén resguardados los 365 días del año. Algunos de los beneficios más destacados de instalar sistemas de videovigilancia en casas o segundas residencias:

En la actualidad, la ocupación ilegal de viviendas vacías es una realidad cada vez más frecuente. Por este motivo es primordial encontrar formas de resguardar las propiedades que puedan ser objeto de ser ocupadas.  
Aunque existen varias maneras de poder evitar esta situación, como instalar puertas de alta resistencia o visitar con frecuencia estas propiedades, otra estrategia que dará grandes resultados será la instalación de sistemas de cámaras de videovigilancia en casas y segundas residencias.
Con estos sistemas se podrá controlar siempre qque está ocurriendo dentro de una vivienda o propiedad, pudiendo detectar la intrusión de terceros y así avisar a la policía en el tiempo adecuado.

En el caso de no ser alquiladas, las segundas viviendas pasarán un tiempo considerable sin estar habitadas. Por ello, son objetivos que corren un riesgo alto de sufrir una ocupación ilegal. Supervisar y tener controladas este tipo de residencias es realmente fundamental para evitar que ello ocurra.

Con la instalación de cámaras de videovigilancia en casas y segundas residencias se tendrá siempre un control certero sobre estas propiedades. Además, aportará tranquilidad y permitirá que los dueños puedan relajarse, porque se vigilará las 24 horas del día que los intrusos no deseados no ocupen estas viviendas.

Disponer de sistemas de videovigilancia en casas y segundas residencias es una gran ayuda porque, por una parte, disponer de cámaras de seguridad es un elemento disuasorio y, por otra parte, es un medio eficaz para recopilar pruebas fehacientes acerca de crímenes o delitos cometidos dentro de una propiedad.

Con esta clase de cámaras se podrá obtener imágenes en alta resolución que serán de una ayuda invaluable para servir como material a las autoridades, sirviendo además como una prueba para los reportes policiales. De estar conectado con ciertas estaciones policiales, hará posible una respuesta rápida por parte de estas.

Para los dueños de mascotas siempre es un enorme pesar dejar atrás a sus compañeros por largos periodos de tiempo. Durante todas las horas que se está fuera de casa  pueden pasar muchas cosas con el desconocimiento absoluto de los propietarios. La situación es alarmante cuando las viviendas quedan solas por completo o cuando la mascota necesita ser supervisada por alguna circunstancia, como por ejemplo que esté enfermo.

En estos casos poseer un sistema de videovigilancia en casas y segundas residencias procurará a los dueños saber dónde y cómo están sus amigos en todo momento. Monitoreándolos de este modo, se podrá tener más paz y evitar accidentes o malos ratos. En estos casos, las cámaras de vigilancia se convertirán en una de esas herramientas esenciales para quienes no puedan dejar de cuidar a sus mascotas. ¿Sabías que también hay sistemas que te permiten hablar con tu mascota?

Videovigilancia en casas y segundas residencias

Para poder instalar un sistema de videovigilancia en casas y segundas residencias no necesitas tener contratada una línea de ADSL, podemos poner un router 4G y muchos operadores te permiten tener duplicada la tarjeta de tu línea de teléfono móvil y compartir los datos. Con ello, el sistema te envía las alertas solo cuando ocurran y si dispones de grabador, podrás ver lo que ha ocurrido con un gasto mínimo de datos.